"el camino de la ardillas"

http://www.elcaminodelasardillas.es/

Así empezó todo

 

De acuerdo con una cita apócrifa -atribuida indistintamente a los clásicos Estrabón y Plinio el Viejo-, se cree que antiguamente la Península Ibérica estaba tan densamente poblada de árboles que una ardilla podía atravesarla de un extremo a otro sin necesidad de bajar al suelo.

Evidentemente, esta idea constituye una exageración, la idealización de un pasado mucho más rico en patrimonio forestal que la actualidad, pero en el que también existían grandes extensiones de matorral, prados y páramos áridos.

Sin embargo, sí que es cierto que los grandes sistemas montañosos de la Península estaban mayoritariamente forestados, y que por lo tanto era factible que dicha ardilla pudiera migrar desde los Pirineos hasta Tarifa.

En este año 2011, con motivo de la celebración del Año Internacional de los Bosques, la Fundación + árboles presenta al conjunto de la sociedad europea un proyecto inspirado en esta cita apócrifa: "El Camino de las Ardillas"