Mis disculpas si ofendo a alguien con mi pensamiento libre, pero me da verguenza ser ciudadana española cuando mi pais España no hace nada por introducir el vehículo eléctrico en tres años que llevamos ya de crisis, además de exportarlo a otros paises, en el nuestro brilla por su ausencia  su presencia y sus ventas y mientras tanto ciudades grandes como Madrid o Barcelona se ahogan bajo la nube de contaminación y mientras los fabricantes de vehículos en España han perdido gran parte de sus ventas y mientras tanto en la televisión siguen publicitando vehículos de gasoil y gasolina como si fuese todo bien....pasa esto que expongo a continuación:

aunque es mejor el coche de hidrógeno que no contamina con su bateria de litio.

-Las empresas del cluster del coche eléctrico de la Comunitat se alían para hacer lobby y ganar competitividad

 

VALENCIA. La marca de automóviles Renault batió el año pasado su record de ventas. La crisis internacional pasó de puntillas por esta casa gracias a las transacciones que realizaron en países como Brasil, Rusia, India e Irán, afirmaron a este digital fuentes de la empresa. Tras un mal comienzo de año en el que las ventas de coches siguieron en caída libre, Armando García, director general de la marca en España, afirmó ayer en Valencia que el segundo semestre de 2011 se atisba con un mayor optimismo gracias al lanzamiento del coche eléctrico.

El número de coches que Renault vendió en todo el mundo el año pasado superó los 7,2 millones de unidades. De dicha cantidad, sólo 2,6 millones se vendieron en Europa, el resto en los países en vías de desarrollo, de ahí que el negocio no se haya visto resentido por la crisis. "Mientras que en el mercado internacional las ventas subieron un 11,8%, Renault creció un 19,6%", afirmaron fuentes de la compañía, quienes destacaron que el objetivo es seguir esta tendencia gracias al lanzamiento del coche eléctrico.

Las perspectivas que tiene la marca para 2013, según explicó García, es llegar a vender millón y medio de vehículos eléctricos en todo el mundo. Por el momento, Renault Valencia será uno de los primeros concesionarios en lanzar una pequeña flota destinada, especialmente a empresas, familias ‘multimotorizadas' y a personas que vivan cerca de las ciudades y que necesiten el coche para desplazarse al trabajo. "Se está apostando claramente por este mercado, donde hemos invertido 4.000 millones de euros y el trabajo de 2.000 personas", declaró García.

MÁS ESFUERZO DE LAS AUTORIDADES VALENCIANAS

García, que vino Valencia para hacer la revisión del Plan de Acción de 2011 junto con Lamberto Sánchez, gerente del concesionario valenciano de Renault, aprovechó la visita para pedir a las autoridades valencianas más esfuerzos en la implantación del vehículo eléctrico. En otras ciudades, dijo, la administración local permite a este tipo de coches no pagar en la zona de la ora, algo que en Valencia "todavía no se hace". "Es una apuesta de futuro y a corto plazo", recalcó.

Además de esta reivindicación, García lanzó otras a todos los políticos. La primera fue un incremento de ayudas para la renovación de los vehículos y la segunda medidas más estrictas en las revisiones de la ITV. "En cuanto a la polémica de la reducción de la velocidad a 110 kilómetros por hora en las autovías, este no es el camino para reducir la polución y el consumo", matizó García.

EN NEGOCIACIONES CON EL PUERTO DE VALENCIA

El director general de Renault también mencionó las negociaciones que se están llevando a cabo con la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) para incrementar las exportaciones e importaciones a través de la ciudad. Por el momento, dijo García, son solo conversaciones ya que la empresa trabaja con los puertos del norte para exportar los vehículos fabricados en Palencia y Valladolid. Las importaciones, en cambio, entran a España a través del puerto de Sagunto. "Por razones de geografía es más complicado trabajar con la APV".

Otra de las cuestiones a las que García hizo mención fue la polémica sobre distribución de coches dentro de la Ley de Economía Sostenible, de la cual afirmó que podría hacer peligrar las inversiones futuras de las "casas madre" de los fabricantes en las plantas españolas.

"Se aprobó una enmienda sin conocimiento de qué se estaba haciendo y se ha enfrentado a la red de concesionarios con los fabricantes e importadores", sentenció García. "Los que aprobaron la enmienda, al leerla, se han dado cuenta de que es una barbaridad", y añadió que este tipo de leyes generan desconfianza hacia España porque las los fabricantes están fuera del país y en estos momentos están tomando las decisiones de inversión a partir de 2016. "Podría ser que las inversiones futuras estuvieran en peligro", dijo.

La disposición a la que García hizo referencia obligaba a los fabricantes, entre otros aspectos, a recomprar a los concesionarios los coches que no se hubieran vendido en 60 días. Asimismo, y en caso de resolución de contrato, las marcas tendrían que indemnizar a los concesionarios por el stock.